Contáctanos al: +56 53 255 2356 administracion@nuecesdelchoapa.cl

Noticias

Temporada de nueces chilenas se inicia con altos desafíos para productores

abril 13, 2022

En entrevista con Redagrícola, el líder del gremio comenta las primeras percepciones de cómo se desarrollará la temporada en medio de una fuerte caída de los precios producto de la campaña californiana y el fuerte ingreso de los chinos como productores, y la crisis logística que ha elevado los costos.

Miguel Patiño, Santiago

Ha habido una «mala partida» de la temporada para las nueces, dice Edmundo Valderrama, presidente de ChileNuts, la asociación de productores del fruto seco en Chile, en entrevista con Redagrícola. Si bien los productores ha logrado mantener altos niveles en la calidad de los frutos pese a la sequía, los altos costos de los insumos y la logística se han combinado con un aumento de oferta de Estados Unidos y China que han comprimido los precios globales.  «La temporada partió con precios FOB más bajos que la temporada pasada», dice el líder gremial. «Vemos un escenario de compra deprimido por la oferta de Estados Unidos y los precios de China. Hoy los precios FOB están un 5% abajo respecto a la misma fecha del año pasado».

Si bien no se refiere a precios específicos, Valderrama explica que la abundancia de oferta a bajos precios desde California ha tenido un impacto releva te en el inicio de la campaña para la nuez chilena. Esta se inició la primera quincena de marzo con la cosecha de la variedad Serr, cuyos embarques salieron la primera semana de abril, mientras que Chandler -que representa la gran mayoría de la producción nacional-, partió la primera semana de este mes y sus primeros embarques saldrán hacia fines de este mes.

Para el presidente de ChileNuts, la producción de la segunda fruta con más hectáreas plantadas en Chile después de la cereza (con un estimación en torno a 46 mil hectáreas ), tiene una proyección estimada de producir 175 mil toneladas este 2022, versus 154 mil toneladas del año pasado, y esperan dado el comienzo, que por lo menos alcancen en las miradas más pesimistas las 170 mil toneladas, aunque aún queda mucho por recorrer.

-La temporada en California usualmente marca el camino para la temporada de las nueces chilenas. ¿Cómo evalúan sus resultados desde ChileNuts? 

-Luego de los récords de producción que tuvo California en 2020 (780 mil toneladas), se esperaba una caída fuerte para 2021, pero finalmente su cosecha fue bastante más alta de lo que habían estimado. Pese a esto, tuvieron lluvias en la segunda parte de la cosecha de la variedad Chandler, por lo que un 30% de la cosecha se habría visto afectada por la lluvia, lo que impactó en la calidad. Esto es una mala noticia porque vender fruta mala siempre es un problema en cuanto a los precios. El principal problema de California fueron los stocks, que este año estuvieron más altos, con un 15% más de stock a la fecha (datos hasta marzo) y eso obviamente ha presionado mucho los precios a la baja desde octubre hasta la fecha, sumado a los precios bajos de China.

Pero además hay algo que los californianos no vieron venir: como pensaban que la cosecha iba a ser baja, partieron con precios bastante más altos que el año anterior, pero tuvieron una cosecha más larga de lo proyectado, lluvias, y un factor nuevo que es la entrada con fuerza de los chinos al mercado -que prácticamente duplicaron su volumen de exportación entre 2020 y 2021. Fue algo tan fuerte y repentino que China se convirtió el año pasado en el segundo exportador mundial, sobrepasando a Chile, que exportó 150 mil toneladas en 2021 mientras que los chinos más de 204 mil toneladas, siendo que en 2017 no existían. En sólo cinco años se convirtieron en un actor clave.


El mercado ha estado más lento en Europa, que es un mercado que compran principalmente sin cáscara, y ha estado comprando toda esta liquidación en Estados Unidos”.

Edmundo Valderrama, Presidente de ChileNuts


-¿El stock de California tiene que ver principalmente con la menor calidad?

-Efectivamente. La composición de ese stock tiene mucha fruta de baja calidad, que no es exportable, fruta que va a tener que venderse en el mercado interno. California desde la segunda semana de febrero, marzo y lo que va de abril, todo lo que tenía de exportación lo está liquidando, y con eso obviamente afecta a las ventas de Chile. A eso se suma que hoy tenemos un problema en todos los todos los fletes, que están mucho más caros.

– ¿Y cómo viene la calidad para en esta temporada?

-Bien, diría que sorprendentemente bien, porque tuvimos miedo respecto a la sequía y cómo le iba a pegar a la calidad. Pero la gente pudo regar más o menos bien, y lo que se ha visto en el calibre, en la primera parte, se hizo bien. Después viene la segunda parte que estaba más en duda, pero lo que se ha visto ahora en Serr y Chandler lo veo bien. Espero un buen año en términos de calidad, lo que es bueno porque siempre va a ser más fácil vender fruta buena.

¿Y eso ayudaría a levantar los precios?

-El mercado ha estado más lento en Europa, que es un mercado que compran principalmente sin cáscara, y ha estado comprando toda esta liquidación en Estados Unidos. De hecho algunos supermercados, por ejemplo  en Alemania, que compran mucho y que tenían programado comprar mucho volumen este año en Chile, han ido cambiándolo por Estados Unidos. Ahora, por otro lado, todos los compradores de nueces con cáscara como Estados Unidos, que ya no tiene nuez con cáscara y no le queda buena calidad tampoco, así como Marruecos, India, Turquía, que son mercados de Cáscara, han estado bastante activos, y ahí uno ve que los precios se han mantenido estables con una pequeña tendencia la alza.

-Ahora que están saliendo los primeros embarques, ¿cómo han visto el tema logístico?

-Lo prevemos bastante complicado. La segunda mitad del año pasado, de julio en adelante, estuvo complicado, y ahora no se ve mucho mejor. Donde se ve muy complicado el tema es para India, que el año pasado se llevó 21 mil toneladas (de 150 mil toneladas total), que creció desde las 12 toneladas de 2020. Y con el éxito de las campañas de marketing, se esperaba que se pudiera llegar a 30.000 este año, y ahí está el desafío, porque hoy día, de todas la navieras, solo una o dos están dando el servicio de carga reefer a India, esto porque el año pasado aproximadamente el 80% de lo que se exportó a India se fue en contenedores refrigerados.

-¿Hay que llegar obligatoriamente con refrigeración a India?

-En general desde Chile las nueces se exportan en contenedores secos, a casi todos lados, pero en el caso de India el problema es que entre que el trayecto es largo, entre 45 y 70 días. Después, la fruta llega en época de calor, y la logística en India es súper lenta -que es parte del problema de porqué las navieras no quieren dar el servicio hacia este país. Los contenedores, entre que llegan y los liberan, tardan entre 15 y 20 días por lo menos. Entonces, si el contenedor se queda en el puerto, se queda a todo sol y lo que pasa con la nuez es que se le comienza a oscurecer la pulpa, que es el gran atractivo que busca ese mercado, la pulpa blanca, que es una de las razones por las cuales hoy en día están prefiriendo a Chile por sobre Estados Unidos. Entonces, podemos ir en contenedores secos, pero el problema es que arriesgamos que el producto sea de menor calidad.


“Hoy para recién pensar en ser rentable, se necesitan entre 6 y 7 toneladas por hectárea. Antes bastaban 4 toneladas por hectárea.”.

Edmundo Valderrama, Presidente de ChileNuts


-¿Han tenido que reaccionar o tomar medidas especiales por los problemas logísticos?

-La verdad es que hoy día el único destino en el cual podríamos hacer algo parecido a lo que pasa con las cerezas, como tomar barcos especiales o vuelos chárter, es justamente para ir a India, que es un destino concentrado a un puerto. Planteamos en un minuto hacer un “walnut express”, pero no teníamos los volúmenes para poder mandar un barco portacontenedores para allá, salvo que se suban con otras cosas, que habría que mirar, pero eso se desechó porque al parecer la gente tiene que tener primero los problemas antes de enfrentarlos, hay que sudarla un poco antes al parecer.

Ahora que el panorama se está viendo más negro, se está viendo la posibilidad de hacer barcos-cámara para manzana, con capacidad para 3 mil toneladas, y sería perfecto arrendar algunos barcos cámara, pero el tema es que no hay de estos barcos disponibles, y nuevamente salta el problema de la India de la poca capacidad de descargar pallets, más si es fruta que viene en frigorífico para ponerla nuevamente en cámaras frigoríficas. Entonces tampoco le servía a quienes exportaban manzanas, y por eso se desechó como idea,

A la larga me temo que vamos a tener que seguir buscando, pero va a haber que pasarla mal para ver realmente el impacto que tiene esto.

-¿Cómo va a impactar en los márgenes a los productores -que ya eran estrechos-, las alzas de precios en logística?

-La temporada partió con precios FOB más bajos que la temporada pasada, que se han ido recuperando, pero es una partida más mala, porque es tal el aumento del flete, que se ha multiplicado entre 2 y 3 la carga seca, y hoy vemos un escenario de compra deprimido por la oferta de Estados Unidos y los precios de China. Por lo tanto, los precios en destino ya tienen una presión a la baja, y eso con fletes más altos, la baja en los FOB podría haber sido mucho mayor. Hoy los FOB están un 5% abajo respecto a la misma fecha del año pasado.

-¿Cómo impacta este contexto en el bolsillo de los productores?

-Lo que pasa es que normalmente en cualquier otro escenario uno podría haber dicho que se podía traspasar el precio, pero ya estamos vendiendo más caro de lo que vendió China sus nueces con cáscara o de lo que vende Estados Unidos, y hay mercados que tienen más disposición a pagar, pero al final estamos peleando en mercados donde ya hay alternativas más baratas.

-¿La calidad de la nuez chilena hace notar la diferencia para pagar más por ella?

-Sí, pero dependiendo de los mercados o los países. En el caso de India, sí. India, Marruecos, Turquía, lugares donde el consumidor conoce mucho el producto, compra lo bueno y efectivamente hay una diferencia que se nota. En India, Chile paga 20% más de arancel que Estados Unidos, y aún así prefieren la nuez chilena. Pero hay otros mercados, dominados por los supermercados,  que pese a que toda la evidencia que tenemos de que el consumidor privilegia una serie de atributos de calidad, los supermercados se mueven por precios.

Hasta hace no muchos años, entre 2016 y 2017, Alemania se empezó a mover fuerte y duplicó la compra de nueces chilenas, porque había el volumen necesario, pero llevaban comprando 40 años a Estados Unidos. Entonces realmente a Chile le han comprado los últimos cinco años. Y pese a los estudios de mercado que indican que el consumidor alemán prefiere la frescura y calidad, sumado a que es un producto de contraestación, aún así los supermercados están enfocados solo en precio.


“Nosotros estamos vendiendo y logramos vender nuestras nueces a un precio más alto que el resto por nuestra calidad, por lo tanto no podemos descuidar nuestra calidad, porque para vender barato los chinos van a tener mucho más. Entonces hay un enfoque en calidad que no podemos perder ni a palos”.

Edmundo Valderrama, Presidente de ChileNuts


-¿Cómo evalúan las campañas publicitarias realizadas en Alemania e India?

-Muy bien. India tiene la gracia de que con menos plata se pueden hacer muchas cosas, y resultó súper bien, los mercados mayoristas estuvieron tapizados con mensajes de “Chilean walnut”, se le adornó los locales a los vendedores, hicimos publicidad en los supermercados online y se contó con el apoyo de una actriz de Bollywood como influencer. En el caso de Alemania, que está mucho más concentrado en supermercados, logramos embarcar a algunos supermercados con campañas digitales y plataformas como Hello Fresh, que en general estuvieron bien. La verdad es que podríamos haber hecho más cosas en Alemania, pero los supermercados estaban súper restringidos, y estamos viendo si este año podemos hacer más.

-¿Qué retos productivos ven hacia adelante?

A nivel de campo, tenemos un reto bien grande, sobre todo con lo que estamos viendo y con lo que se avecina. China llegó para quedarse, y esto va a cambiar un poco el escenario. Nosotros estamos vendiendo y logramos vender nuestras nueces a un precio más alto que el resto por nuestra calidad, por lo tanto no podemos descuidar nuestra calidad, porque para vender barato los chinos van a tener mucho más. Entonces hay un enfoque en calidad que no podemos perder ni a palos, porque ahí sí que nos caemos. Dicho eso, necesitamos empezar a mirar muy bien nuestra eficiencia de costos, porque cada peso cuenta. Yo hoy veo la logística que hay desde el huerto hasta el puerto, y tiendo a pensar que en Estados Unidos son más eficientes que nosotros, por el tamaño de la industria, por la escala que tienen, mientras que nuestra industria está mucho más atomizada. Es cosa de pensar que Estados Unidos, para una cosecha de 700 mil toneladas, tiene 90 o 100 actores, mientras que nosotros, para 170 mil, tenemos 120. Tenemos que revisar eso.

Y en la parte de campo, nos tocará ver una época desafiante, sobre todo en la zona centro norte, en que lo están pasando mal principalmente por la falta de agua y la salinidad. Y a eso se suma que para recién pensar en ser rentable, se necesitan entre 6 y 7 toneladas por hectárea. Antes bastaban 4 toneladas por hectárea.

Respecto a las sal, hoy los huertos que se riegan con agua del Maipo tienen muy afectados a los huertos, con las hojas quemadas y árboles que van a terminar sufriendo. Es algo que se ha logrado manejar pero es un problema que le puede pegar a la cosecha del próximo año.

-¿Cuáles son las implicancias para la nuez chilena del conflicto entre Rusia y Ucrania?

-El año pasado un 3% del volumen fue a Rusia, y por suerte la nuez en Chile tiene súper diversificados los mercados y eso hace que los impactos sean acotados, y probablemente ese volumen lo absorba Bielorusia, Holanda o Alemania.

Hay una parte del conflicto también que es importante destacar: Ucrania también es un gran productor de nuez, que produce entre 80 mil y 120 mil toneladas, entonces la pregunta del millón es qué va a pasar con esta cosecha, que debería venir en octubre próximo, y ahí hay algo que está por verse.

-Otro efecto ha sido el alza de costos de fertilizantes.

El tema de los fertilizantes es algo que nos va a pegar a todos. Hoy día la verdad es que si yo tuviera un campo de nogales, lo que haría es que si el año pasado gasté 2 mil dólares en fertilización, la temporada que sigue voy a gastar lo mismo, ni un peso más, y va a alcanzar para menos, será un año de mantención, de eficientar… cuando esto se aprieta, obliga a toda la cadena también a repensar las cosas.

Cuando las nueces pagaban 4 o 5 dólares, los técnicos usaban nitrato de plata, sulfato de oro y lo que encontraran, porque el precio lo permitía, y luego se empezó a estrechar y estrechar. Ahora hay que hacer lo mismo. Pienso lo mismo sobre los árboles, probablemente en un año de mantención y por ahora a sufrir, pero si esto se mantiene en el tiempo obviamente que va a ser fatal.

.

volver